Home

* Tatiana Roa Avendaño y Jessica Toloza

Publicado en Agrocombustibles. Llenando tanques, vaciando territorios.  Proceso de Comunidades Negras –PCN – Censat Agua Viva

Bogotá (2008)


“Una sola golondrina no llama agua” Juan Ventes

Portada Libro Agrocombustibles: Llenando tanques vaciando territorios

El viaje no acaba aún. Pareciera que la navegación por el Pacífico Sur culminó con las últimas actividades realizadas en Tumaco. Sin embargo, los debates, discusiones y denuncias que se generaron en medio de la presentación y advertencia sobre los megaproyectos, que marginan y desangran los territorios, han hecho de esta campaña por la vida y la libertad un encuentro con los rezagos de la esclavitud y la marginación vigente. Íbamos como aves migratorias, de puerto en puerto, escuchando un mundo adolorido. Concientes de que el relato debía ser confirmado por los protagonistas de este escrito: hombres y mujeres campesinas, víctimas de la injusticia y el atropello, pero alegres como la vida.

Lea el texto completo. Dinámica de una resistencia cantada

Anuncios

2 DICIEMBRE 2009

Tomado de: http://www.catorce6.com/1616/palma-africana-entre-el-cielo-y-el-infierno/

Por: Eduardo Chávez López Director

Portada Catorce 6

De todas las actividades productivas que se desarrollan en Colombia, pocas como el cultivo de la Palma africana han suscitado posiciones tan contrarias. Mientras para ecologistas reconocidos como Tatiana Roa, de la organización Censat Agua Viva, las plantaciones de palma africana están manchadas de sangre y lágrimas y encarnan la historia de bosques convertidos en plantaciones, para otros como el exministro Manuel Rodríguez el futuro que se vislumbra en el sector palmicultor es el de una agroindustria amigable con el medio ambiente.

¿Qué hay de cierto en unas y otras posiciones? ¿Hay alarmas que encender o debemos estar tranquilos en cuanto a la sostenibilidad de los procesos ligados a esta industria? Catorce 6 decidió, para la presente edición, abordar todas las aristas de la problemática. Nuestros reporteros conocieron de cerca las plantaciones, sus procesos, su entorno ambiental y social y prepararon el informe que aparece en estas páginas. Nuestro testimonio da cuenta de la existencia, alrededor de la palma, de procesos sostenibles y otros que están muy lejos de serlo. Por ejemplo, de un lado aparece la decisión de no intervenir bosques naturales para sembrar palma por parte de los afiliados a Fedepalma, pero de otro se conocen experiencias como las de Curvaradó y Jiguamiandó en el Urabá chocoano donde se denuncia la sustitución de bosques nativos con este tipo de cultivos. Ya una investigación de Manuel Rodríguez y B. van Hoof da cuenta de la afectación del 17,5% de los bosques naturales por cultivos de palma, de cuya responsabilidad no se escapa el Estado que hace cuatro décadas brindaba subsidios a quienes tumbaban “monte” para desarrollar cultivos promisorios.

Recientemente Brigitte Baptiste del Instituto Humboldt, encendió las alarmas sobre la manera como ecosistemas de humedal y bosque de galería han sido arrasados por plantaciones de Palma en el Casanare. Ella misma destaca cómo en el mismo departamento otros palmicultores se han podido integrar con sistemas de producción campesina agrícola y piscícola desarrollando en la práctica un ecosistema emergente altamente productivo, rico en fauna, con servicios de polinización y control de plagas. Hay muchas señales de la eficacia con que el sector palmicultor organizado viene implantado formas de producción cada vez más sostenible.

Desde la creación en 1991 del centro de investigación Cenipalma y en 1988 de la Unidad Ambiental de Fedepalma, los avances ambientales del sector son referencia para otros sectores productivos del país y del mundo. Por destacar la existencia de una guía ambiental que desde 2002 establece los procesos y procedimientos más adecuados para tener un proceso amigable con el medio ambiente. También el proyecto sombrilla de reducción de emisiones de gas metano que se convierte en uno de los más grandes del mundo en el marco del protocolo de Kioto.

De otro lado y desde la perspectiva de la sostenibilidad social es notable la manera como palmicultores del Magdalena Medio como los de Indupalma aprendieron de sus propios conflictos y diseñaron un modelo de gestión empresarial que volvió empresarios a sus trabajadores, los involucró en sus procesos aumentando simultáneamente la rentabilidad del negocio y la calidad de vida de la población vecina. Es evidente que en materia de palma africana en Colombia, hay mucho por aprender aún de lo que nunca debió haberse hecho.

Por Tatiana Roa Avendaño

Diseño de la cartilla: Angie Vanessa Cárdenas Roa http://www.acdesign.tk

Una navegación por el Pacífico, desde Buenaventura hasta Tumaco, permite dimensionar los grandes conflictos ambientales que las comunidades deben enfrentar.

Este periplo que quince días atravesó manglares, recorrió las agrestes costas del Pacífico, navegó los más importantes ríos, se detuvo en los pequeños pueblos y conversó con sus habitantes. De esta forma, activistas del movimiento ambientalista y negro se pudieron acercar y comprender los graves conflictos que sufren las comunidades negras del Pacífico Sur.

Este documento contiene 4 relatos de este bello viaje, de pasión, sorpresa y alegría

Lea todos los relatos. Navegando el Pacífico. Relatos

Navegando el Pacifico

17 enero 2010

Tatiana Roa Avendaño Amigos de la Tierra Colombia (octubre 2007)

Ilustración: “Niño del Pacífico” de la serie Niños de Angie Vanessa Cárdenas Roa

"Niño del Pacífico" de la serie Niños de Angie Vanessa Cárdenas Roa

Del 29 de septiembre al 8 de octubre del presente año se realizó entre las poblaciones de Buenaventura (Valle del Cauca) y Tumaco (Nariño), región conocida como El Pacífico Sur colombiano, la Navegación por el Pacífico, actividad promovida conjuntamente entre el Proceso de Comunidades Negras, PCN y CENSAT Agua Viva – Amigos de la Tierra Colombia.

En un recorrido entre el mar, los esteros, las selvas de manglar y las bocanas de importantes ríos del Sur del Pacifico, como el Micay, el Yurumanguí, el Patía, el Tapaje, el Naya, el Mira, nos fuimos encontrando en poblados y veredas con delegados de los Consejos Comunitarios, máximas instancias de administración del territorio, y miembros de las comunidades; a manera de foro ambulante que recorriera poblados y comunidades con el fin de caminar la palabra de los habitantes de esta región.

Lea el texto completo. Navegando el pacífico

Por: Tatiana Roa Avendaño

El mundo occidental, en especial los países del norte, se rindió a la adicción por los energéticos provenientes de los fósiles. Ese rumbo ha provocado algo que hoy ya nadie pone en duda: el cambio climático. Muchas soluciones se han propuesto para enfrentarlo, pero la mayoría de ellas deja que siga con fuerza la carrera suicida de la humanidad.

Lea el texto completo. Biodiesel de la Palma aceitera