Home

Cambio Climático. Diseño: Angie Vanessita http://www.acdesign.tk

El que peca y reza empata”

Industrias extractivas y REDD: legitimando la expoliación y la destrucción

Por: Diego Alejandro Cardona y Tatiana Roa Avendaño

Julio 16 de 2010

El pasado 20 de abril estalló la plataforma petrolera Deepwater Horizon, a 1.600 metros bajo la superficie marina en el Golfo de México, provocando el vertimiento de millones de barriles de petróleo. Las declaraciones de la trasnacional británica BP, informan que la plataforma petrolera bajo su operación está vertiendo 5 mil barriles diarios, pero estas son estimaciones modestas de acuerdo a otras instituciones, que consideran que en realidad podrían estarse vertiendo más de 10 y hasta 30 mil barriles de crudo diariamente, e incluso, “científicos del gobierno (estadounidense) calculan ahora que una cantidad de petróleo igual a la del Valdez puede estar entrando en las aguas costeras del Golfo cada cuatro días”.

Para leer el texto completo redd e petroleras

*Tatiana Roa Avendaño – ambientalista 19 de enero de 2010

Ilustración: Niño del Pacífico, Angie Vanessa Cárdenas Roa http://www.acdesign.tk

Publicado: Desde Abajo No. 153 “Cambio climático. ¡Nos quemamos! Enero 20 – febrero 20 de 2010 http://www.desdeabajo.info


Copenhague pasó y dejó una gran decepción entre quienes han creído en las negociaciones climáticas iniciadas en Río de Janeiro hace casi dos décadas. Por el contrario, lo sucedido no hizo más que confirmar el por qué de nuestro excepticismo con estos certámenes. Pero ¿Por qué no avanzaron las negociaciones? ¿Qué rol asumió el gobierno colombiano? ¿Qué expectativas y preocupaciones surgen luego de la COP 15? ¿Hay otros caminos?

Luego de varios días de sesiones, la Décimoquinta Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP 15) terminó con un lánguido acuerdo presentando al final de la cumbre, por los Estados Unidos y concertado algunas otras gobiernos, entre ellos China, India, Brasil, Sudáfrica. El “Acuerdo de Copenhaguen” no contempla metas ni compromisos vinculantes. Claramente lo expresó Obama ante un grupo de periodistas: “las negociaciones que tuvieron lugar hoy aquí no nos comprometen legalmente a nada”. En esta forma, se le daría “jaque mate” a esta última fase del proceso de negociación, corroborando que no existen mayor interés por parte de los países responsables del cambio climático en aceptar las transformaciones que se precisan para “enfrentar” este gran problema global y, por el contrario, se seguirán promoviendo falsas soluciones fundamentadas en el mercado, haciendo de la atmósfera, el aire y las selvas una mercancía para los negocios “verdes”. Haciendo “más grave el remedio que la enfermedad”.

La delegación oficial de Colombia no ha estado ajena a esta lógica. En vez de presentar iniciativas que detengan la amenaza que ya se siente en nuestro territorio nacional (por su geografía, su posición como país ecuatorial y una importante extensión sobre los mares, es altamente vulnerable) ha optado por respaldar los mecanismos de mercado. La posición oficial de Colombia se pliega a la posición dominante para acceder a los fondos económicos que promueven la Convención y el Protocolo de Kyoto.

En Copenhague, como en otros temas de la política latinoamericana, Colombia estuvo en total contravía de otros países de la región que no sólo hicieron una importante crítica a esta mirada mercantil del problema climático sino que llevaron propuestas novedosas para enfrentarlo. Ecuador con la Iniciativa Yasuní; y Bolivia que demandó el reconocimiento de la deuda climática y propusó un Tribunal por la Justicia Climática, ideas surgidas desde los pueblos de los dos países.

Lea el texto completo. Copenhaguen – cambio climático – 2010_ Tatiana


Por Tatiana Roa Avendaño – ambientalista colombiana Ilustración: Angie Vanessa Cárdenas Roa http://www.acdesign.tk

Quito, 15 de octubre de 2009

Introducción

A través de su historia, Colombia ha mantenido un agudo conflicto agrario con implicaciones en los ámbitos sociales, políticos, económicos y culturales del país. La cuestión agraria1 ha estado en el centro del histórico conflicto político armado colombiano. No hay duda, el conflicto ha estado atravesado por la disputa por la tierra.

En este país como en otros países latinoamericanos, es evidente la existencia y permanencia de la estructura latifundista de la tenencia de la tierra, los usos de la misma se realizan en contravía de su vocación y quienes se benefician de políticas y programas son los señores de la tierra: terratenientes, latifundistas, élites agropecuarias e inversionistas extranjeros.

Lea el texto completo. La Cuestión Agraria


Por: Tatiana Roa Avendaño Quito, 2009

Ilustración “La vida no se puede retener” para la Campaña contra Hidrosogamoso de Angie Vanessa Cárdenas Roa http://www.acdesign.tk

Existe San Pelayo

un recodo milagroso del tiempo

una isla de música en el letargo

del valle glorioso San Pelayo

de trompetas y tambores

Existen unos pocos indígenas

en estado adánico que Toño María Cardona

uno de ellos me ha contado

Con poetas vivientes

Con leyendas ancestrales

Existen allá en el alto río una naturaleza casi intacta

Existe tú

Viajero del río

Y existe el río

De mi valle Raúl Gómez Jattin

En los valles de los ríos Sinú y San Jorge, aún en la actualidad, es posible apreciar las admirables obras precolombinas de ingeniería hidráulica, que nos permiten recordar la grandiosa civilización que habitó este extenso territorio. Una gigantesca red de canales de riego y pesca, diques y camellones de siembra estructurados perpendicularmente al torrente fluvial, dando la forma de «espina de pescado», permitían al pueblo Zenú aprovechar las corrientes anuales, manejar las inundaciones naturales, fertilizar las tierras, sembrar y también aprovechar la pesca.

Lea el texto completo. Heridas en el territorio

By Tatiana Roa Avendaño– Friends of the Earth Colombia and Jessica Toloza – Anthropology Student at the Universidad Nacional de Colombia

“A single swallow does not necessarily mean that summer is on its way” Juan Ventes

Note: This article was published previously in Agrocombustibles: Llenando Tanques, Vaciando Territorios (Agro-fuels: Filling Tanks, Emptying Territorios, published by Censat Agua Viva and the Proceso de Comunidades Negras (Process of Black Communities), Bogotá – Colombia, 2008. It was translated from the Spanish by Kolya Abramsky, with assistance from Claudia Roa and Adam Rankin

Despite the fact that it might appear as if the voyage along the length of the South Pacific coast of Colombia came to an end with the latest activities in Tumaco, the journey is not over yet. Through the debates, discussions and denunciations arising from the presentation, as well as the warnings about megaprojects that marginalize and bleed the territories, we have been brought face to face with the vestiges of slavery. Such has been the outcome of this campaign for life and freedom in the context of today’s marginalization. Like migratory birds, we made our way from port to port, listening to tales of a pained world, aware that the confirmation of the story lay in the lives of the protagonists: peasant men and women. These are the downtrodden victims of injustice, yet they are nonetheless alive with happiness. Together, we built a fraternal fire and shared a small artesenal boat in which we ate together as equals and gently sung ourselves into dissonance. Despite our diverse places of origin (Buenaventura, Bogota, Bahía Málaga, Ladrilleros, Cali, Sala Onda, Guapi, Timbiqui and Tumaco) and our different professions, we made the journey together in a familial and fraternal spirit. Combining visions and dreams for a single cause, we reclaimed the word, recounting the outrages and injustices of a capitalism whose discriminatory policies and practices are devastating the African population and banishing them from their own territories. Capitalism which, according to Bolívar Echeverría, “implies the alienation of the human subject, and the erosion of its ability to reproduce itself and generate its own ways of being.”

Read the completed article. Dynamycs of songful resistance

Por Tatiana Roa Avendaño

Diseño de la cartilla: Angie Vanessa Cárdenas Roa http://www.acdesign.tk

Una navegación por el Pacífico, desde Buenaventura hasta Tumaco, permite dimensionar los grandes conflictos ambientales que las comunidades deben enfrentar.

Este periplo que quince días atravesó manglares, recorrió las agrestes costas del Pacífico, navegó los más importantes ríos, se detuvo en los pequeños pueblos y conversó con sus habitantes. De esta forma, activistas del movimiento ambientalista y negro se pudieron acercar y comprender los graves conflictos que sufren las comunidades negras del Pacífico Sur.

Este documento contiene 4 relatos de este bello viaje, de pasión, sorpresa y alegría

Lea todos los relatos. Navegando el Pacífico. Relatos

Por: Tatiana Roa Avendaño

El mundo occidental, en especial los países del norte, se rindió a la adicción por los energéticos provenientes de los fósiles. Ese rumbo ha provocado algo que hoy ya nadie pone en duda: el cambio climático. Muchas soluciones se han propuesto para enfrentarlo, pero la mayoría de ellas deja que siga con fuerza la carrera suicida de la humanidad.

Lea el texto completo. Biodiesel de la Palma aceitera