Home
Libro Minería territorio y conflicto. Editores: C. Toro, J. Fierro, S. Coronado y T. Roa Avendaño

Libro Minería territorio y conflicto. Editores: C. Toro, J. Fierro, S. Coronado y T. Roa Avendaño

Tatiana Roa Avendaño1

Los derechos de los herejes no se mendigan,

se instauran en micro-zonas de la sociedad mediante resistencias.

Porque los herejes son infinitamente más inermes que los congresistas de las repúblicas.

No tienen otra alternativa que resistir, desobedecer, ser tenaces e irreductibles”

Mario Calderon

Una tarde de noviembre, un desfile de comparsas sorprendió las calles de Bucaramanga2. Se destacaba la de un gran pulpo de enormes tentáculos que, junto a unos robots, representaba a las empresas trasnacionales mineras e instituciones financieras, en una alegoría del poder que se extiende para apoderarse de las riquezas de las alta smontañas. En otra comparsa de diversos animales, sobre salía un gran pez al que acompañaban campesinos, mujeres, niños y niñas llevando cartelesy cantando consignas alusivas a los ríos, al agua y a la vida.

Había más: atarrayas y pescadores que denunciaban la destrucción de los ríos y, con eso, la desaparición de la fuente de su sustento, un robot de cianuro y mercurio, payasos, muñecas gigantes, bandas musicales, todo ello asombraba a los transeúntes.

Al llegar a una céntrica plazoleta de la ciudad, las comparsas hicieron para el público un performance en el que todos estos personajes se enfrentaban: simulaban la lucha entre las empresas mineras, por una parte, y los defensores de la vida y opositores al extractivismo, por otra. Al final, todos los animales unidos pudieron derrotar al gran pulpo minero.

Las comparsas fueron obra de mujeres y hombres campesinos, indígenas, afrodescendientes y pobladores urbanos e irrumpieron en la capital de Santander denunciando teatralmente los intereses económicos de lasmineras sobre sus territorios. En esta escena se consiguió entablar un diálogo entre los pobladores del campo y los de la ciudad, que estaban dentro de la representación o que fueron llegando a observar el desfile.

Como mucho de lo que hacen las organizaciones sociales, culturales y ambientales en Santander, las comparsas se hicieron para sensibilizar al pueblo santandereano acerca de la amenaza minera sobre las cadenas de páramo del oriente colombiano, que son especialmente territorios de agua, y acerca de los riesgos en que están los ríos por la construcción de grandes hidroeléctricas

En las comunidades de Santander, como en otras que habitamos en el sur global, se ha asumido la práctica de laresistencia como una estrategia de lucha mancomunada y propositiva, como una posibilidad para frenar las amenazas extractivistas, el despojo y las expropiaciones culturales y espaciales, proponiendo y abriendo las puertas a otras manerasde habitar y construir el territorio.

Este artículo reflexiona sobre los procesos deresistencia a la gran minería en Colombia, destacando los diferentes elementos y estrategias que utilizan las comunidades y losmovimientos sociales para dar forma a estos procesos. Interesa preguntarse sobre las estrategias y los argumentos de las resistencias locales frente a los proyectos y las políticas mineras, así como frente a las empresas mineras y sus promotores. ¿Cuáles son los lenguajes con que las comunidades fortalecen sus resistencias?¿Cuáles han sido sus estrategias para detener las amenazas a su territorio y cultura?¿Cómo han conseguido atraer a nuevos sectores de la sociedad para que se sumen a las resistencias?

Leer texto completo. Palabras para narrar la resistencia

1Ambientalista, hace parte del equipo de trabajo de Censat Agua Viva. Este artículo contó con los valiosos aportes de la antropóloga Jessica Toloza y la editora Luisa María Navas.

2Las comparsas recorrieron las calles del Barrio La Joya de la ciudad de Bucaramanga y luego se introdujeron en el centro de la ciudad, en el acto de inauguración del II Festival de Expresiones Rurales que se adelantó entre el18y el20denoviembrede2011.

Anuncios