Home

La liberalización del sector eléctrico en América Latina. Los casos de Ecuador y Perú

19 enero 2010

Tatiana Roa Avendaño

ambientalista colombiana

e-mail: totuma07@yahoo.com

cableado tendido eléctrico barrios populares. Barranquilla Colombia (2002)

A inicios de la década de 1990, América Latina realizó profundas reformas estructurales que propiciaron la privatización de empresas públicas, la reestructuración de los mercados y la desregulación de algunos sectores.

Las reformas provocaron cambios drásticos en los regímenes de inventivos a la producción y al comercio y en las estrategias y formas de inserción de las empresas transnacionales en las economías de la región. Las reformas fueron orientadas por las instituciones financieras internacionales y la banca multilateral de desarrollo con el argumento de mejorar la eficiencia de los servicios públicos y acceder a la inversión extranjera, entre otros sectores, en el de la electricidad.

En América Latina, tanto el Banco Mundial (BM), como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) condicionaron sus prestamos para que se asumiera un esquema de desregulación y privatización, de manera que los países asumieran un modelo único de reforma del sector eléctrico similar en todas partes del mundo.

cableado barrios populares. Barranquilla (2002)

Además la liberalización de los servicios de energía hacía parte de los principales ingredientes de las negociaciones del Acuerdo General para el Comercio de Servicios (AGCS, o GATS, in inglés)1. En muchos casos, estos esquemas se presentaron como políticas encaminadas a reducir la pobreza. De esta forma, gran parte de los países de América Latina, se vieron arrastrados por las tesis del liberalismo económico representadas en el modelo aperturista y neoliberal, bajo el supuesto que serían una salida a los problemas socio económicos y de desarrollo del continente.

Baje el texto completo. Sector eléctrico en Ecuador y Perú

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: