Home

El caso del Embalse del Muña: inversión pestilente en manos de ENDESA

15 enero 2010

Por David Llistar y Tatiana Roa Diciembre de 2005

Quien ha llegado a Bogotá por el sur recordará los pestilentes olores provenientes del Embalse del Muña que invaden esta región y trascienden decenas de kilómetros. Antaño este lugar fue el sitio preferido de los bogotanos y los pobladores locales para recrearse, no obstante hoy es una cloaca y un ejemplo palpable de las inequidades existentes entre las ciudades y el campo. Esta historia empezó a mediados del siglo XX, cuando se construyó el Embalse para almacenar las aguas de dos microcuencas y con la perspectiva de generar energía aprovechando la fuerte caída del Salto del Tequendama, de ahí que en los sesenta se trasvasaran y bombearan las aguas del río Bogotá para ampliar la generación de energía del sistema energético, sin importar el grave impacto que ello conllevaría a los pobladores de Sibaté.

Lea el texto completo. El caso del embalse del muña

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: